15 trucos y consejos de Minecraft: Dungeons para principiantes

15 trucos y consejos de Minecraft: Dungeons para principiantes

Para que el viaje os resulte más sencillo hemos elaborado una completa guía con 15 trucos y consejos que os resultará de gran ayuda a la hora de jugar a Minecraft: Dungeons, así que os invitamos a que les echéis un ojo por si alguno se os ha escapado y os resulta de utilidad.

 

TRUCOS Y CONSEJOS

  • Las ovejas, vacas y el resto de animales son inofensivos y no os harán nada si os acercáis a ellos. No obstante, matarlas os servirá para obtener esmeraldas o incluso comida para regenerar salud.
  • En ocasiones habrá lugares que parecen inaccesibles a pie. Puede que por algún lado haya oculta una llave o un interruptor que sea de utilidad,  aunque también es posible llegar a ciertas zonas rodando con el personaje.
  • Rodar es la única forma que tenéis de caeros por los precipicios de las pantallas, así que podéis avanzar por cualquier parte sin problemas.
  • Rodar es otra de las acciones más recomendables para esquivar los golpes y para huir rápidamente de los enemigos si se juntan demasiados.

 

  • El arco es una de las mejores armas. Os servirá para atacar desde lejos, con algunos encantamientos podréis golpear a varios enemigos a la vez o causar efectos secundarios y por lo general también son armas muy poderosas.
  • Una buena forma de regenerar puntos de vida es con las comidas que vayan soltando los enemigos o animales y más aún con las pociones, que en este caso son infinitas, pero requieren esperar un tiempo hasta que vuelvan a estar disponibles.
  • Cada una de las fases del juego dispondrá de seis niveles de dificultad.
  • No tengáis miedo a desencantar estos artículos aunque os parezcan muy buenos, porque es fácil llegar a obtener versiones mejores y encima recibiréis a cambio puntos de encantamiento.


  • Los jefes finales es obligatorio matarlos para seguir adelante en las fases. Todo lo contrario que con los enemigos normales y los minijefes a los que no es necesario eliminarlos para avanzar.
  • El escenario también puede resultar un gran aliado en determinadas ocasiones para protegerse de las flechas.
  • Hay algunos enemigos en particular que os pueden causar más de un dolor de cabeza y esos son los magos e invocadores, ya que no pararán de generar más enemigos o incluso dotarles de una mayor fuerza o resistencia.
  • Otros enemigos que pueden resultar un hueso duro de roer son los que llevan un escudo. A la hora de enfrentaros a ellos lo primero que debéis hacer es lanzarles una flecha o darles un golpe para rompérselo y acto seguido pegarles con lo mejor que tengáis.

  • Las armas de una sola mano vienen bien si lo que os gusta es atacar rápido, a pesar de no ser tan demoledoras. En cambio, las armas de dos manos causarán un daño bestial a cambio de tardar más en asestar un golpe.
  • La aventura no se puede pausar de ninguna forma. De ahí que lo recomendable sea volver atrás o a una zona segura si necesitamos ausentarnos un instante.
  • En la selección de fase se puede observar una vista preliminar de los objetos que pueden llegar a aparecer, lo que resulta útil por si estáis buscando alguno en especial.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.